Si estás inmerso en el mundo del deporte seguro que últimamente has escuchado hablar del entrenamiento interválico de alta intensidad, también conocido por sus siglas HIIT. Este entrenamiento ha crecido rápidamente desde el año 2018 y, según la American Collage of Sports Medicina será la principal tendencia este año junto a los entrenamientos grupales o los dispositivos weareables.

Pero, ¿por qué se ha puesto de moda?

El HIIT permite a quien lo practica conseguir un elevado gasto de calorías a la vez que se consigue un gasto metabólico muy interesante incluso después de la sesión. Así que su efectividad se produce tanto durante la práctica del ejercicio como posteriormente al mismo.

Es muy demandado para reducir la grasa abdominal en menos tiempo, para acelerar la pérdida de grasa en todo el organismo en general y para reducir los niveles de triglicéridos en la sangre, entre otros beneficios.

¿En qué consiste el HIIT?

Este ejercicio consiste en diferentes metodologías en las que se alternan ejercicios con intervalos y recuperaciones variables. La intensidad de los ejercicios es cuantificable y, por tanto, se puede modificar al alza o a la baja de manera objetiva. Pero es fundamental elegir los ejercicios adecuados para alcanzar rápidamente el mayor porcentaje de musculatura posible del cuerpo.

Existen sesiones para practicar en bici, en remo, en clases de natación, en una rutina de entrenamiento de gimnasio e incluso en carreras. Es un ejercicio muy técnico que necesita de una gran información previa y de un calentamiento específico para el mismo antes de comenzar cualquier sesión.

Un diseño genérico de un ejercicio HIIT debería incluir una densidad 1:1, lo que quiere decir que la fase de recuperación y de la ejercicio intenso deben tener la misma duración. Un ejercicio que se extiende rápidamente en todo tipo de entrenamientos. Esperamos que estos consejos sobre Hiit que os hemos dado en Hidrosport os sean de utilidad.

Call Now Button